Viernes , 25 abril 2014
Artículos Recomendados
Inicio » Opinión » ‘Con mi próstata, no’, de Maruja Torres

‘Con mi próstata, no’, de Maruja Torres

Maruja TorresLo acabo de descubrir de casualidad. Bueno, en realidad, no fui yo el que lo encontró, sino mi compañera de fatigas, la que tengo a mis espaldas, sentada delante de su ordenador. Ella y yo nos identificamos totalmente con lo que Maruja Torres argumenta en su “Con mi próstata, no”. Estamos totalmente sumergidos en las nuevas tecnologías. Somos asiduos usuarios de Internet. Tenemos nuestros sitios web y blogs, que actualizamos a diario. Somos miembros activos de Facebook y Tiwtter. Utilizamos el móvil desde hace años, cuando aún eran pesadas patatas. Grabamos los acontecimientos de nuestra vida con nuestras cámaras digitales y los conservamos en el disco duro de nuestros ordenadores, en un DVD o lo transportamos en el diminuto pen disk. Y, como Maruja, no somos niños. Ya estamos entraditos en años, yo más que ella. Pero queremos ir con los tiempos. Vivimos el presente.

Os recomiendo que leáis el artículo de Maruja, pero para ir haciendo boca os resalto uno de los párrafos:

Los hay, sin embargo, que no se muestran agradecidos con los adelantos tecnológicos. No estoy hablando de aquellos que, simplemente, no se ven con ánimo, no tienen tiempo, algún día se decidirán… No, me refiero a los suficientes, a los despreciadores. Esos que empiezan siempre las frases con un no, precedido naturalmente por el pronombre personal. “Yo no uso el teléfono móvil casi nunca”. “Yo no sé mandar mensajes, ¿cómo se llaman? ¿SMS?”. “Yo no quiero saber lo que es Internet”. “Yo no soporto estas máquinas modernas, con la mía de siempre me apaño”. “No, no, ¿lecciones de informática, yo? Yo soy un hombre del siglo XIX, ¿cómo quieres que relea a Prrrroust en un, ¿cómo dices? ¡E-Book!”.

Visto en El País semanal

Acerca de Fabriciano González

Amante de la informática y de Internet entre otras muchas pasiones. Leo, descifro, interpreto, combino y escribo. Lo hago para seguir viviendo y disfrutando. Trato de dominar el tiempo para que no me esclavice.

Deja un comentario